Hoy abierto: 09:00-14:00, 17:00-20:00
Mañana abierto: 09:00-14:00, 17:00-20:00

Agua y salud de la piel

Cada año, el 22 de marzo se conmemora en todo el mundo el Día Mundial del Agua, campaña de concienciación sobre la importancia de los recursos hídricos de nuestro planeta, ya que el agua es un elemento esencial para la vida del ser humano.

 Y también lo es para nuestra salud e higiene. En relación a la piel, el agua supone un 72% de su composición y es fundamental para mantener el equilibrio de la barrera cutánea, así como para limpiar, oxigenar y eliminar toxinas.

agua y salud

PIEL SECA VS PIEL DESHIDRATADA

Tenemos la tendencia de unificar en un mismo concepto una piel seca y una deshidratada, afirmación que resulta totalmente errónea.

Una piel seca tiene un bajo contenido en lípidos y, generalmente, viene condicionada genéticamente. Una piel deshidratada, en cambio, es una condición que puede afectar puntualmente a cualquier tipo de piel.

Sobre los tipos de piel, la piel seca es aquella que presenta un déficit de lípidos necesarios para retener humedad y formar la barrera protectora ante influencias externas. Normalmente es más sensible a la falta de protección de la grasa.

La piel normal-mixta es aquella que presenta una combinación de características de la piel seca y la piel grasa. Las personas con este tipo de piel presentan en su cutis exceso de grasa en la zona T (frente, nariz y mentón) y falta de hidratación o sequedad en las mejillas.

Por su parte, la piel grasa presenta una elevada producción de seborrea que desencadena, en la mayoría de los casos, la aparición de imperfecciones como pueden ser grandes o espinillas.

¿CÓMO SABER SI TIENES LA PIEL DESHIDRATADA?

Podemos saber si nuestra piel esta deshidratada a través de un examen visual, los indicadores serán la falta de vitalidad y luminosidad (aspecto opaco), y la presencia de eccemas y pequeñas arrugas.

Y también a través de un examen táctil, en el que notaremos la piel tensa, por falta de flexibilidad y plasticidad, y rugosa, debido al déficit del manto hidrolipídico. Otro indicador será la aparición de estrías de deshidratación, pequeñas líneas transversales visibles en las mejillas cuando ponemos los músculos en tensión y desaparecen en relajarlos; y el acné, ya que, tomando la cantidad de agua necesaria, las toxinas se eliminarán por la orina y no por la piel, disminuyendo la aparición de granitos.

Otros signos pueden ser las manchas, y es que el efecto de los agentes externos es más grave cuando la piel está deshidratada, ya que la barrera de protección se encuentra alterada, así como la irritación y enrojecimiento, la piel deshidratada tiene tendencia a volverse sensible.

¿CÓMO CUIDAR NUESTRA PIEL?

  • Higiene diaria con un limpiador suave sin detergentes.
  • Aplicar un suero de regeneración intensiva.
  • Utilizar una crema hidratante adaptada a nuestro tipo de piel.
  • Exfoliar suavemente el cutis una vez por semana o cada 15 días.
  • Beber abundante agua y respetar un buen equilibrio nutricional.

HAY QUE EVITAR:

  • Utilizar jabones agresivos y productos astringentes.
  • Secar la piel al aire libre.
  • Lavar la piel con agua muy caliente o muy fría.
  • Exponerse demasiado tiempo al sol.
  • Depilar, afeitar se o exfoliar excesivamente las zonas deshidratadas.

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios