Hoy cerrado
Mañana abierto: 09:00-14:00, 17:00-20:00

9 consejos para hacer deporte en verano

La práctica del deporte, siempre adaptado a tus capacidades y circunstancias, te ayuda a llevar un estilo de vida no sedentario y saludable. En verano, es probable que te apetezca practicarlo al aire libre, aprovechando las horas de luz y temperaturas más cálidas. Y, de hecho, el ambiente vacacional no debe ser una excusa para que interrumpas tu rutina deportiva habitual.

Aun así, en verano es conveniente tomar unas sencillas medidas preventivas para que factores como el calor o la humedad no te impidan disfrutar del deporte. ¡Te contamos algunas claves para que este verano puedas hacerlo!

1. Evita las horas de más calor. Demasiada confianza en las buenas temperaturas puede comportar situaciones como padecer un golpe de calor. Por ello, procura no realizar deporte en las horas centrales del día, entre las 12.00 h. y las 16.00 h., y déjate llevar por la motivación del entrenamiento a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Si no puedes encontrar otro momento para hacer deporte, lo mejor es que lo realices en el interior, en un espacio con una temperatura adecuada.

2. Hidrátate (y si haces deporte, todavía más). Lo ideal es no llegar a tener la sensación de sed, porque eso significa que ya has entrado en un estado de deshidratación. El objetivo que debes perseguir es mantener unos niveles de líquidos adecuados en el organismo para que su funcionamiento sea el adecuado. Practiques el deporte que practiques, ya sea de manera individual o en grupo, recuerda tener siempre agua a mano para ir reponiendo el líquido que tu cuerpo pierde a través de la sudoración.

3. Usa ropa adecuada. Es recomendable usar ropa ligerea y que favorezca la transpiración. El algodón es un buen tejido que permitirá que tu piel transpire. Por otro lado, las prendas holgadas te aportarán comodidad. El calzado deportivo debe ser cómodo y permitir la transpiración, usa calcetines de algodón.

4. Protégete del sol. Hacer ejercicio en los momentos del día en que el sol es menos intenso no asegura a tu piel una protección total de los rayos ultravioleta. Es por ello que, si practicas deporte de día, debes fotoprotegerte. Existen filtros solares específicos para hacer deporte que resisten al sudor y el agua. Pregunta a tu farmacéutico cuál es el que mejor se adapta a tu caso.

5. Incorpora las gafas de sol a tu indumentaria. Protegerán tus ojos de las radiaciones solares. Tu salud ocular lo agradecerá.

6. Prepara tu cuerpo antes de ejercitarte y después. No olvides calentar antes de empezar la práctica, ni estirar una vez hayas finalizado.

7. Modula la intensidad. Si realizas deporte en un día de mucho calor, procura reducir la intensidad de esta actividad respecto la que imprimirías normalmente.

8. Espera a que tu estómago realice la digestión. Es necesario que el tu cuerpo complete la digestión de los alimentos sin sobreesfuerzos. Realizar ejercicio intenso poco después de haber comido puede suponerte pájaras, pesadez o hinchazón.

9. No subestimes la recuperación. Repón fuerzas con una dieta adaptada y equilibrada, duerme y descansa siguiendo una rutina de sueño adecuada para que el cuerpo pueda restablecerse por su cuenta de manera natural.

Sigue estos consejos para practicar tu deporte favorito y aprovecha las ventajas que el verano aporta a la práctica deportiva:

  • Más tiempo libre, lo que supone más tiempo para disfrutar del deporte.
  • Mayor posibilidad de hacer deporte al aire libre, gracias al buen tiempo. Por lo que tienes más posibilidades de localizaciones para elegir en las que practicar deporte.
  • Deportes que acompañan al verano: voley playa, surf, piragüismo, paddle surf…

Ahora ya no tienes excusa para no mantenerte en forma, ¡también en vacaciones!

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios